Header Ads

PGR afirma que los 65 mdp de César Duarte son legales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad


César Duarte, el ex gobernador priista de Chihuahua libró la acusación por enriquecimiento ilícito que en 2014 le imputó el activista Jaime García Chávez, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) no encontró elementos suficientes para procesarlo por el presunto desvío de 65 millones de pesos para adquirir 15% de acciones de Banco Unión Progreso, de esa entidad.


De acuerdo con diario.mx, la denuncia contra ambos funcionarios ejercida por el activista y líder de Unión Ciudadana, Jaime García Chávez, habría sido aceptada por Duarte, quien aseguró no haberse fijado en qué consistía el contrato que firmó por la operación de 65 millones de pesos. 

Al ser cuestionado por el equipo de la periodista Denisse Merker, César Duarte dijo: “A lo macho, no me fijé, firmé una operación por 65 millones de pesos sin saber de qué se trataba”.


Con dicha operación, el exmandatario de Chihuahua ordenaba que los recursos se transformaran en acciones del Banco Unión Progreso mientras la unión de crédito, que lleva el mismo nombre, se convertiría en banco.

No obstante, César Duarte precisó que él no autorizó que Unión Progreso fuera una de las instituciones financiera en las que se manejaran recursos del gobierno chihuahuense.


Tal declaración dio un giro inesperado, pues se entendería que el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, fue el único responsable de los depósitos efectuados por la administración estatal en esa unión de crédito.


Por lo anterior,  cuando la petición de extradición de César Duarte está en proceso, la PGR extendió un cheque en blanco al ex gobernador priista señalado por diversos delitos.
Loading...

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.